marzo 24, 2023
REPORTAJE

Financiación alternativa

Cuando aún nos estamos recuperando de los gastos de las vacaciones, la cuesta de septiembre y la vuelta al cole, ya se acerca otro periodo de gastos del que acabaremos de nuevo con la lengua fuera y más roja que los números de nuestras cuentas. Seguro que muchos agradecéis saber un poco más de ese otro mundo más allá de los bancos donde se puede conseguir dinerito fresco, eso sí, con condiciones que hay que conocer bien y donde la letra pequeña es más pequeña que nunca. 

Los otros bancos que sí dan crédito’$

 Por Maika Cano. Imágenes cortesía de www.pixabay.com

Cuando la crisis comenzó, todos los sectores se vieron afectados y al final de la cascada, abajo, y ahogadas en chorros que llegaban de todos los lados, las economías domésticas acabaron sufriendo, como todos, pero llevándose la peor parte por ser el eslabón más débil de la cadena. Y la cartera, esa que tanto nos duele, empezó a hacerse más delgada por el aumento del paro, el aumento del precio de muchos productos, por las inmisericordes hipotecas… Y los números en muchos hogares iban del rojo fuego al negro más deprimente. Para salir cada mes del debe y el haber había que hacer más malabares que en un circo de tres pistas. Pedir dinero a la familia, montar algo o conseguir un préstamo personal fueron ideas que empezaron rondar las intenciones de todos para llegar a fin de mes. Hoy los datos económicos del país avanzan cierta mejora, pero el paro sigue ahí, los gastos en los hogares superan a los ingresos y la necesidad de liquidez crece. ¿Dónde conseguirla? Y que sea legal, claro está. 

financ2

Tipos de financiación no bancaria

Lo normal es que cuando necesitemos dinero, sobre todo si no son grandes cantidades, busquemos en la familia y amigos el primer auxilio. Los bancos se suelen quedar para las hipotecas y para cuando nos fallan esas personas más cercanas. Una reforma, comprar o reparar un coche, pagar una boda, el dentista, financiar unos estudios, pagar deudas o poner en marcha un negocio suelen ser los motivos más generales cuando se necesita ese pico de dinero extra. 

Familia y amigos

Es la primera ventanilla a la que acudimos cuando necesitamos dinero rápido, cuando las cantidades no son elevadas y cuando no queremos hacer papeleo. En estos casos toca sacar las mejores sonrisas para pedirlo, avalar con argumentos de lo más emocionales y dar las mayores garantías de que vamos a devolverlo cuanto antes. Muchos firman un documento privado, algunos también lo registra en un notario y hay quienes incluso lo presentan en la Agencia Tributaria para legalizarlo y poder conseguir deducciones después.

Préstamos al consumo

Con este nombre es con el que se conoce a esa financiación que ofrecen numerosas empresas y que pretende cubrir las necesidades eventuales de los particulares en cuanto a cantidades pequeñas, que no suelen estar por encima de los 1.000 euros. Se trata de un dinero que se concede rápido, para el que no se piden avales y que debe devolverse en un periodo de tiempo que va entre los 30 y los 60 días, fuera del cual implica unos intereses de demora muy elevados. 

La oferta se encuentra en Internet y se puede contratar por teléfono, Internet o incluso por SMS. El préstamo implica una cantidad, a unos intereses más altos que los del mercado, y una fecha límite para devolver el dinero, además de una comisión por la gestión del préstamo. Si no se paga en el tiempo establecido es cuando la cosa se pone fea: se conceden prórrogas del préstamo que vuelven a generar nuevas comisiones por la gestión, más intereses y una serie de penalizaciones por demora con recargos diarios hasta que se cumpla el pago. Muchas comisiones de gestión se ofrecen gratis como cebo con el primer crédito porque estas empresas donde consiguen el beneficio es con lo intereses y las penalizaciones por demora. 

Esta financiación a corto plazo, también llamada micropréstamos, la ejercen un amplio número de empresas de capital privado que no están reguladas por el Banco de España ni por la CNMV (Comisión Nacional de Mercado de Valores), sino regidas por el Ministerio de Sanidad y Consumo, e inscritas en el Registro Mercantil bajo la ley 22/2007, que regula la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. Es importante diferenciar entre estas empresas y esas otras que ejercen como financieras pero cuya supervisión la ejercen el Banco del España y la CNMV (Comisión Nacional de Mercado de Valores).  

finan4

La mayor parte de las empresas de microcréditos pertenece a la Asociación Española de Micropréstamos (Aemip) (http://aemip.es) y son: Contante, Dineo, Ferratum, Kredito24, OK Monkey, Préstamo10, Creditomás, Sucredito, VíaSMS, Vivus, Friedley Finance, Money Man, ViaConto, Solocrédito, Québueno, CSM y Wonga (https://www.aemip.es/asociados-y-miembros-adheridos/). En su página web se puede descargar un Código de Buenas Prácticas en donde viene recogida  la información que deben cumplir las empresas asociadas a Aemip. El objetivo de estas recomendaciones es la protección de los clientes y poner de relieve la transparencia y profesionalidad de la actividad de este sector: usar un lenguaje claro, evaluar la solvencia de los clientes antes de dar un préstamo, cumplir unas políticas en la publicidad y el marketing que se hagan, informar sobre cómo funciona el recobro de deudas y la duración de las prórrogas, informar de las consecuencias a los clientes que no pueden pagar en el tiempo establecido, protección de datos personales, asesoramiento a los clientes, etc. Esta asociación cuenta con la figura de un mediador que las empresas asociadas deben ofrecer a los clientes con deudas altas para asesorarles y ayudarles en la solución de su grave problema. Sus servicios no son ni mucho menos gratuitos y conllevarán un coste del 10% de lo adeudado, con un mínimo de 200 euros y un máximo de 500 euros, que siempre será asumido por el cliente en caso de que se alcance un acuerdo.

En el otro lado de la calle, los principales detractores de estas empresas resaltan los altos intereses que cobran y la falta de transparencia de su actividad, con la que se engaña a personas que necesitan estos préstamos con urgencia y que suelen estar muy hundidos por la presión y por los noes recibidos de muchos bancos. Las empresas de microcréditos se sirven de publicidad muy agresiva para publicitar su oferta, sobre todo esa que habla de “créditos que se pueden conseguir en 15 minutos, con tan sólo una llamada o un mensaje, flexibilidad para devolverlo y ningún papeleo”. Desde las organizaciones de consumidores se recomienda informarse bien de las condiciones, saber bien lo que se pide y a qué precio se va pagar. 

Préstamos P2P

Otra alternativa a la banca tradicional son los conocidos como “Préstamos de persona a persona” (peer-to-peer lending), o préstamos que da una persona a otra persona o a una empresa, directamente, sin bancos de por medio y sin garantías personales.  

Nuevamente es en Internet donde se pueden encontrar numerosas plataformas en las que se pone en contacto a quienes quieren dinero y a quienes lo ofrecen. El beneficio de estas plataformas que  funcionan como intermediarios son unas comisiones generadas tras cada contacto conseguido o bien su participación en algunos proyectos para los que se ha buscado la financiación. Como si de un eBay se tratara, una vez elegida la plataforma que mejor se ajuste a lo que queremos, se solicita el préstamo y otros usuarios pujan por concederlo. Cuanto más pujas haya, irán mejorando las condiciones del préstamo. Las plataformas más conocidas en España son https://www.comunitae.com donde cualquiera puede ser un banquero que presta su dinero, http://partizipa.com, más enfocada a la financiación de emprendores, o https://www.lendico.es, que ofrecen dinero con intereses más bajos que los de los bancos. 

Aún no existen leyes que regulen estas figuras financieras, a las que también se les acusa de falta de transparencia, como sucede siempre que no hay unas obligaciones establecidas y penalizadas si no se cumplen. Pero son sectores de gran crecimiento y su regulación se irá imponiendo poco a poco, para igualar las condiciones con la competencia y porque la defensa de los consumidores debe estar asegurada. 

finan5

Crowdfunding

Directamente con la crisis nació el crowdfunding, un actividad directamente relacionada con el emprendimiento. Y cuando hay crisis, buscarse la vida implica moverse y poner en marcha nuevas formas de conseguir dinero.

El crowdfunding se sirve de plataformas creadas en Internet en las que personas particulares o grupos informan de sus proyectos creativos y otras personas los conocen y deciden si quieren participar en ellos colaborando en su financiación. De ahí que el crowfunding se considere una de las nuevas formas de financiación alternativa a la de la banca tradicional, en este caso a proyectos empresariales en sus fases iniciales de desarrollo. En el caso del crowdfunding, se financian los proyectos publicados en cada plataforma y los financiadores consiguen con ello recompensas, premios o descuentos (micromecenazgo) o entrar a formar parte de los proyectos como siendo una especie de accionistas. Existe un plazo para conseguir financiación para cada proyecto y las personas interesadas en participar ella deben hacerlo antes de que se cumpla ese plazo. Sólo si se cumple el plazo y se consigue la financiación requerida, los financiadores pagarán y recibirán el premio establecido por ello. 

Los proyectos a financiar de crowdfunding suelen ser proyectos creativos, tecnológicos o sociales: para publicar un libro o un disco, producir una película, montar un concierto, una obra de teatro o una exposición, desarrollar un invento, videojuegos o un software…

Existe un anteproyecto de ley ya aprobado al que se ha añadido una propuesta preliminar de regulación para fijar las condiciones para el funcionamiento de este sistema de financiación, siempre con el objetivo de proteger a los inversores. Así, entre las obligaciones que quieren establecer como necesarias es que los proyectos financiables sean transparentes, que se informe bien a los inversores y que haya límites a las inversiones por proyecto y por plataforma para que no se desvirtúen los objetivos.  

Si quieres financiar un proyecto vía crowdfunding, en http://www.universocrowdfunding.com te dan las siguientes recomendaciones partiendo de una serie de preguntas tras las que podrás ir organizando tu proyecto y viendo las posibilidades de su financiación: 

  • ¿Mi proyecto puede ser financiable vía crowdfunding?
  • ¿Qué pasos he de seguir para financiar mi proyecto vía crowdfunding?
  • ¿Qué recursos necesito?
  • ¿Cuál es la plataforma que mejor se adapta a mi proyecto?
  •  ¿Que recompensas he de ofrecer?
  • ¿Cómo realizo una campaña de comunicación efectiva?
  • ¿Qué exigencias legales y fiscales necesito conocer?
  • ¿Cómo realizo un vídeo para un proyecto enfocado hacia el crowdfunding?
  • ¿Puedo hacer que mi proyecto sea socialmente responsable?

En este link se pueden encontrar las principales plataformas de crowdfunding en España http://www.crowdacy.com/crowdfunding-espana/.

finan3

Cómo pedir un préstamo rápido y no morir lentamente

Pedir la cantidad que se necesita y que ésta sea para lo que se necesita. Lo de pensar eso de que ya que pido, pido un poco más, puede suponer después una caída en picado, porque hay que devolverlo y hay que devolverlo a tiempo. 

Cuanto más dinero se pida, mayores serán los intereses. Cuanto más tiempo para devolverlo se establezca, mayores serán los intereses. Piénsalo. 

Prever cómo se va devolver el préstamo antes de pedirlo. Solicitar este tipo de préstamos suele ser por necesidades urgentes y normalmente no se piensa en nada más que en conseguir el dinero. Pero una vez concedido hay que devolverlo y debemos tener organizado cómo hacerlo.

En Internet hay información de todas las empresas y de sus condiciones. Ante la falta de transparencia de que se acusa a este sector, o ante esa parte engañosa en la publicidad que hacen de su actividad, lo mejor es informarnos bien de cada empresa, sus condiciones, buscar en foros opiniones de personas que ya hayan trabajado con ellas… Debemos conocer cada detalle y preguntar lo que no nos quede claro. 

Lo normal al solicitar un préstamo será solicitar una cantidad, establecer una fecha de devolución y unos intereses y pagar una comisión por la transacción. Deberás saber cuales son los intereses de demora. Existen empresas que permiten devolverlo fraccionado en algunos plazos. Ellas quieren cobrar y lo normal es dar facilidades pero hay que informarse sobre lo que implica no cumplir con lo establecido en un primer momento. 

Las empresas suelen estudiar los perfiles de los demandantes de préstamos para saber si son clientes habituales, si tienen préstamos pendientes, si han sido clientes de otras empresas del sector… Hay personas que piden préstamos para pagar otros préstamos o para pagar deudas habituales de su vida diaria. Y esos suelen ser rechazados como clientes. 

En España, al revés que en otros países, la financiación bancaria tradicional ha sido siempre mucho mayor que la alternativa, más del doble. En otros países como Estados Unidos o Reino Unido, tras sendas crisis en los años 70 en la financiación tradicional, la financiación alternativa  fue creciendo hasta llegar al 50% en una primera etapa y hasta el 70% en la actualidad. España y el resto de Europa comienzan a seguir sus pasos y el crecimiento en el último año fue superior al 100%. 

Posts relacionados